Bicicleta

DIFUNDIMOS LOS VALORES DEL DEPORTE EN LA ALTA GASTRONOMÍA CON EL RESTAURANTE MICHELIN, EL LAGO DE MARBELLA

Desde Oak transmitimos la importancia del espíritu deportivo y sus valores a través de nuestro cliente El Lago que los aplica y vincula a su éxito en la Alta Gastronomía desde su creación en el año 2000. Unos principios que fomenta la unión del equipo, capacidad de esfuerzo, sacrificio, creatividad, vida sana y equilibrio, como apunta el equipo de El Lago.


La pasión por el deporte no es un elemento nuevo en nuestro cliente. Sus dos cabezas más visibles, Paco García y Juan José Carmona, son dos grandes aficionados del mismo. El rugby es una de las grandes pasiones de su Director que fue primero jugador del Trocadero Marbella Rugby Club y luego Presidente, desde hace catorce años. Un cargo desde el que ha logrado llevar al Club, junto con el resto de la Junta Directiva, hasta la División de Honor B donde juega actualmente.
Por su parte, el Chef, Juan José Carmona, también es un gran aficionado a la bicicleta, tanto de carrera, como de montaña, a la que dedica una media de doce horas semanales. Ha participado en importantes pruebas como la Gigante de Piedra, una de las más duras para la bicicleta de montaña por sus fuertes desniveles, que se celebra en Castellón, con salida y meta en la localidad de Alcora.
El deporte, con todos sus valores, y la vida sana son las mejores ayudas para superar con éxito los retos que afronta el sector de la Alta Gastronomía y en particular el restaurante El Lago que lleva renovando la estrella Michelin desde 2005. Paco García añade: “hemos superado la crisis con la unión del equipo y con el sacrificio conjunto. Seguimos innovando cada año y dando lo mejor de nosotros a los clientes que llegan a El Lago como ejemplo permanente del espíritu lucha y de la deportividad que nos caracteriza”.
El Chef Ejecutivo del restaurante, Juan José Carmona, transmite estos mismos valores del deporte en la cocina. Para Juan José Carmona el deporte es, además, un vehículo idóneo para liberar su mente. La creatividad es fundamental para un chef de un restaurante gastronómico, que debe actualizar constantemente su propuesta con las tendencias más vanguardistas. Carmona comenta que: “el deporte me despeja, la bicicleta, además, me aporta la sensación de desplazarme por mis propios medios y sentirme libre”. Libertad que desarrolla en su trabajo y transmite a su equipo.
Así es la filosofía del deporte, con todos sus valores, aplicada por el restaurante que recuperó la estrella Michelin para Marbella en 2005, que ha impulsado la corriente de respeto, recuperación y difusión de los mejores productos locales, así como de las recetas y sabores de la cultura andaluza y malagueña.